Curso de instalación

0
442

El fin de semana del 15-16 de mayo se realizó el curso de Instalación en la cantera de Marmola. Este curso ya se había cancelado anteriormente debido a la pandemia así que había bastantes ganas de realizarlo.

Debido a la COVID-19 tuvimos que reducir el número de participantes a 20, con idea de hacer grupos burbuja y reducir así los contactos, pero esta restricción de participantes hizo quedarse fuera a bastante gente interesada por lo que se tiene intención de repetir el mismo curso a finales del año 2021.

Pese a todo, debido a unas bajas de última hora, en total acudieron 16 participantes, por lo que se hicieron cuatro grupos de cuatro cursillistas con un monitor y un ayudante. El bajo número de participantes conllevó también que cada participante pudiese estar durante todo el curso con un taladro y equipo completo de instalación lo cual derivó en un mayor aprovechamiento del curso por parte de cada uno de los cursillistas.

El curso se dividió en dos días, el primer día, sábado, se comenzó con un par de horas de teoría acerca de las diferentes chapas y anclajes que existen, así como la manera en la que se utilizan y trabajan, para posteriormente practicar, cada grupo por separado, en las paredes de la cantera instalando verticales y pasamanos.

El domingo la intención era haber continuado con más prácticas en la cantera, pero la amenaza de mal tiempo nos hizo trasladarnos a la cueva de Kobaua, en Markina, una cavidad amplia donde la mayor pega es que para realizar cualquier instalación es necesario escalar. Debido a ello, y a que en junio se prevé realizar el curso de iniciación al espeleosocorro, se decidió que las escaladas que se iban a realizar fueran aprovechables. Por este motivo, se identificaron los lugares de interés, y se indicó a los cursillistas el objetivo donde tenían que llegar realizando escaladas y travesías y dejando montada la instalación que fuese adecuada, quedando de esta manera las aproximaciones necesarias para equipar las triangulaciones del mencionado curso ya equipadas.

Se inició la jornada con una explicación y demostración previa de la técnica de escalada artificial y, respetando los mismos grupos que el día anterior. Se realizaron varias escaladas de manera que la jornada fue productiva además de realista, al encontrarse con dificultades reales, como es la mala roca o la imposibilidad de equipar por donde parece evidente, complicando la práctica.

210602-curso-instalacion

Dejar respuesta