BU-56 Illaminako Ateak 2019

0

Bideo hau Euskal Espeleologoen Elkargoak eta Nafar Espeleologi Batzordeak 2019an egin dugun lanaren laburpena duzue.

Trabajos de exploración realizados en la campaña veraniega 2019 organizada por la Unión de Espeleólogos Vascos y que colabora la Federación Navarra de Espeleología.

Larra espeleo blogean estreinatua.

Hurrengo bideo honek, berriz, Iparra Afluentean eginiko lanak azaltzen ditu. Afluente hau 2019an esploratu da, -1000 mtako sakoneran espeleourpekaritza saioa barne.

BU56. 2019. Afluente Iparra. UEV-FNE (1080x) from Larraespeleo Regreso a BU56 on Vimeo.

Eta ondorengo bideoan, Linzola afluentea.

Campaña Larra 2019 Expedición científica BU56 (Río LINZOLA) from Larraespeleo Regreso a BU56 on Vimeo.

EEL Simulakro Orokorra (Itxina)

0
Argazkia: GAES

Joan den asteburuan (urriak 5-6) Euskal Espeleo Laguntzaren Simulakro Orokorra egin genuen Itxinapeko Sarean. Zauritua -250 metrotan kokatu zen, ITX-150 Iruagiñeta leizean zehar atereaz; eta Otsabide leize historikoa ere sorosle taldeak mugitzeko erabili zen. 50 lagun inguru bildu ginen, 5 erreskate talde eta talde medikuan banaturik, eta Kontrol Postua Pagomakurren ezarri zen.

Hemen zenbait kronika:

Teknopolis, BU-56ri buruz

0

ETB-ko “Teknopolis” saioan, EEE eta NEB-eko kideak BU-56 Illaminako Ateak leizeko kanpainari buruz.

Eta hemen lotura zuzena.

EL Correo egunkarian artikulua

1

Joan den irailaren 19an, gure kide den Bittor Abendañok erreportai hau argitaratu zuen El Correo egunkarian, Illaminako Ateak leizeko kanpainari buruz.

Hemen albisteari lotura zuzena, eta jarraian testua:


Diario de un espeleólogo

En la mítica sima de las Puertas de Ilamina (Larra)

Jueves, 19 septiembre 2019, 11:26

… Son las 6.00 am. en mi moderno reloj de última generación que todo lo mide, desde la frecuencia cardiaca hasta todo tipo de funciones deportivas inimaginables. Pero le falla una muy importante, la alarma sonora. No tiene, obligándome a estar pendiente toda la noche de su pantalla LED y no dormirme a la hora prevista. Y es curioso porque en este lugar situado a -1.000 m. de profundidad en una gran cavidad pirenaica, hablar de ‘amaneceres’ es una sensación real pero muy peculiar.

Me encuentro en un vivac subterráneo junto a mis compañeros de exploración Miriam y Unai, los cuales formamos parte de uno de los grupos de trabajo que nos alternamos en la exploración de un nuevo río descubierto el año pasado en el transcurso de la anterior expedición científica.

Este nuevo afluente bautizado como río Linzola se halla en las profundidades de la mítica sima denominada BU-56 ó sima de las Puertas de Ilamina (en euskera Ilaminako Ateetako Leizea), descubierta en los años ochenta del pasado siglo y que fue objeto de deseo de numerosos colectivos de espeleología y expediciones de toda índole y nacionalidad, donde se ansiaba descender hasta sus -1.338 m de profundidad. Esta cifra, nada despreciable incluso a día de hoy, fue objeto de mención en el libro Récord Guinness de la época como la 2ª profundidad mundial.

Nuestro equipo, el segundo programado en descender a la cavidad para seis días consecutivos, vivió ayer una de las exploraciones más importantes y satisfactorias que todo espeleólogo quiere realizar alguna vez en su vida. Y no es para menos, dado el esfuerzo y tenacidad que se requieren en este tipo de actividad para lograr resultados de cierto interés. Nuestros colegas del equipo anterior nos dejaron la misión de continuar una escalada de 25 metros que remonta una imponente cascada en un ensordecedor cañón y donde una corriente heladora atenaza los músculos. ¡Y así fue!.

Tras superar este obstáculo relativamente rápido y dejarlo correctamente equipado e instalado con cuerdas, exploramos con nerviosismo y éxtasis cerca de 1,5 kilómetros del nuevo tramo del río Linzola. Unai es el primero en avanzar y nos guía remontando el espectacular cañón salpicado de pequeños saltos, cascadas y marmitas de agua. Posteriormente le siguen grandes galerías fósiles y nuevos saltos de agua hasta alcanzar una sala de considerables dimensiones, finalizando nuestra exploración por falta de medios técnicos y alucinados con la fortuna de ser los primeros en recorrer este recóndito sector de la cavidad.

De regreso al confortable vivac y con la cabeza aún en ebullición, nos asaltan los miedos ante nuestra soledad y teniendo mucho cuidado en no cometer errores que puedan comprometer nuestra seguridad. Somos como pequeñas luciérnagas avanzando por este grandioso y hostil mundo subterráneo, hasta que dos días después nos cruzamos con alegría con los miembros del nuevo equipo, que será el encargados de realizar la topografía y documentar con solvencia lo descubierto.

Y así sucesivamente se irán relevando los equipos de trabajos de profundidad. Mil nombres me vienen a la cabeza; Josu, Mikel, Txandi, Martin, Hektor, Josefo, Lin, Rubén, Esther, Unai, Pedro, Arturo, José Ignacio, Idoia y otros tantos compañeros, amigos y colaboradores que trabajan incansables tanto en la exploración de cavidades como en las innumerables labores que se requieren para poner en marcha una aventura de este calado.

… Son las 6.15 am de una mañana de agosto y me revuelvo en el confortable saco de dormir dentro de un vivac subterráneo bajo centenares de metros de roca calcárea. La temperatura ronda los 5º y la humedad es de 99%. Aviso a mis colegas ya que tenemos una larga y dura jornada de ascenso hasta alcanzar el vivac de -500 m de profundidad, desde donde saldremos un día después al exterior. El vivac de -1.000 m esta enclavado en la denominada sala Ondarreta y mientras desayunamos frugalmente, oímos a escasos metros bajo nosotros el fluir tranquilo de las aguas del río Linzola, culpable de nuestras aventuras, sueños y esperanzas.

PD: Días después y desde este lugar, se logró realizar con un equipo de profundidad una comunicación subterránea con el exterior a través un moderno aparato de transmisiones llamado ‘Nicola’. Se trata de la primera vez que se consigue una transmisión a esta profundidad en esta cavidad, siendo un hito de enorme relevancia para nuestros intereses y un objetivo obstinadamente perseguido.

El proyecto Ilamina

La Unión de Espeleólogos Vascos (UEV) organiza y promueve en colaboración con la Federación Navarra de Espeleología (FNE) desde el año 2011 ininterrumpidamente, un proyecto de reexploración de una gran cavidad como es la BU-56 así como otras cavidades relacionadas con su cuenca de captación hidrológica. La sima, de una sola boca de entrada, esta localizada en el monte Budogia, en el Macizo del karst de Larra, a caballo entre los términos municipales de Isaba (valle del Roncal, Navarra) y los valles pirenaicos de Ansó-Zuriza (Huesca).

Cuarenta años han pasado desde su descubrimiento en el verano de 1979, donde los jóvenes espeleólogos Iñaki Ortillés (Grupo Satorrak de Pamplona) y Jean François Pernette (S.C. Frontenac de Burdeos) en el transcurso de un campamento internacional de espeleología, localizaron la gruta. El periodo posterior comprendido entre los años 80 y 87 fue meteórico, realizándose la mayoría de las exploraciones de todo el conjunto, incluidas las primeras inmersiones subacuáticas en los sifones situados en el sector terminal. Los datos y la topografía realizada en ese periodo cifraban en -1.408 metros su profundidad, con 14 kilómetros de desarrollo total.

Actualmente y tras realizar una nueva topografía completa (proyecto UEV-FNE), la cavidad alcanza un desarrollo superior a los 23 km y un desnivel de -1.340 m. de profundidad. En este paraje es donde espeleólogos de diversas regiones y edades aúnamos esfuerzos para relanzar vínculos, lograr objetivos comunes y promover la actividad entre las futuras generaciones de exploradores en este espectacular paraíso kárstico llamado Larra.

Convocatoria para la limpieza de Jornos II (retirada de la plataforma de 1971)

8
Descenso desde la plataforma en 1973. Foto: Grupo Espeleológico Vizcaíno

De acuerdo al proyecto presentado en 2018 a la UEV y al organismo gestor de los parques naturales en CAPV, vamos a proceder (voluntarios de la SE Burnia y de la UEV) a la retirada de la plataforma de mecanotubo en la cabecera del pozo de 170 de Jornos II.

Los trabajos se han previsto en tres jornadas:

  • El 22 de septiembre evaluación para definir cuestiones técnicas y operativas de la actuación, y reportaje fotografico del estado actual de la plataforma.
  • El 28 de septiembre, desmontaje de la plataforma.
  • El 29 de septiembre, transporte y extracción de los restos al exterior.

Está previsto quedar cada jornada a las 8:00 en Villaverde de Trucios, para subir hasta la cavidad por pista forestal (apta para vehículos). Los voluntarios que deseen participar deberán comunicarse con Burnia para confirmar datos, fecha en la que acudirán, número de vehículos y si necesitan dormir en la zona la noche del 28 al 29.

Background: Historia de la exploración de Jornos II en la revista Pyrenaica.

Matías Rivera

0
Matias Rivera eskuinaldean, borobilduta. Argazkia: Cueva de los Peines, 1983 (GAES).

Abuztuaren 17an hil da Matias Rivera, espeleologo bizkaitarrek maitasunez gogoratzen duten kidea. CAS taldean hasi zen, 70.eko hamarkadan Itxinako esplorazioetan nabarmendu zen taldean alegia; ostean lan horren lekukoa hartu zuen GAES-era igaro zen. Bere kideek gogoratzen dutenez adoretsua, adeitsua eta positiboa zen eta, ahalmen fisiko handia bazuen ere, ez zuen aukera askorik izaten espeleologiarako: horregatik okasio berezietan baino ez zuen parte hartzen, kanpaina gogor eta luzeetan hain zuzen ere. Itxulegor, Red del Silencio, Jornos II, Otsabide, Obarreta… Zenbait trabesiaren “estreinaldietan” ere izan zen (SC-3 Zeinutegia-Verna, Caballos-Valle, Cueto-Coventosa…).

Carletti Sportivo kirol arroparekin lotua, euskal espeleologoek berak egindako buzoak bereziki gogoratzen dituzte, kalitate onarengatik. Espeleologia urteen ostean aire librean eginiko kirolarekin zaletu zen eta maratoi, mendi bizikleta eta triatloi praktikatzaile saiatua izan da; halere, denbora guztian mantendu du bere speleo lagun zaharrekiko adiskidetasuna. Benetako “gentlemana”, haien esanetan.

Karaitza 26 (2018)

0

UFA!!!… Karaitza berri bat, hogeita seigarrena, hemen da. Atzean geratu da 25. urteurrena, eta behin indarberriturik, lehendabiziko argitarapena izango balitz bezala ari gara ale honetako orrialdeak aletzen, lur-azpiko jarduerak bizirik dauden seinale Euskal Herrian.
Zenbaki honetan interes ezin handiagoko artikuluak izango dituzue irakurgai. Hasteko Entzia-Iturrieta (Araba) medilerroan eginiko esplorazioen berri izango dugu, eta, jarraian, Aralarko mendi-zerran barneratuko gara Ormazarreta-Larretxiki sektorean azken urteotan buruturiko lan zoragarriak deskribatu asmoz. Ondoren, lurpeko jardueretan erabil daitezkeen komunikazio gailuen inguruko ikerketa lan baten laburpena dakarkizuegu. Labar-arteak ere bere artikulua izango du, eta, bertan, azken urteotan eman den iraultzaren gainean arituko dira egileak, eta baita Hego Euskal Herrian Paleolito garaiko pinturak dituzten haitzuloen inguruan. Hurrengo lanak, «El río Linzola» [Linzola erreka] izenburupean, Larrako azken kanpaina zientifikoan egindako lanak deskribatzen ditu, Ilaminako Ateetako leizekoak (BU-56), hain zuzen ere. Atal honekin amaitzeko «Ética y espeleología» [Etika eta espeleología] artikulua dugu: lur-azpiarekin zerikusia daukaten hainbat gairen inguruko hausnarketa. Lerro editorialari jarraipena emanez, ohiko atalak izango dituzue ikusgai: elkarrizketak, Euskal Herrian eman diren azken esplorazioak, Euskal Espeleo Laguntzaren jarduerak, 2018ko istripu eta gertaerak eta albistegia.

Deskargatu PDF-a.

YUJUUU!!!… Una nueva Karaitza, la número 26, sale a la luz. Atrás quedó el 25 aniversario y una vez cargadas las pilas, como si fuera la primera publicación, ya estamos desgranando las nuevas páginas de esta revista, síntoma inequívoco de que la actividad subterránea continúa viva en Euskal Herria.
En este número se exponen diversos artículos del máximo interés, empezando por una revisión de las exploraciones realizadas en la sierra de Entzia-Iturrieta (Álava). A continuación nos adentramos en la sierra de Aralar, donde se describen los admirables trabajos efectuados estos últimos años en el sector Ormazarreta-Larretxiki. Seguidamente se resume un trabajo de investigación sobre comunicaciones para uso en aplicaciones subterráneas así como un artículo sobre la revolución rupestre y las cuevas decoradas en arte paleolítico en Euskadi y Navarra. El siguiente texto bajo el título «El río Linzola» describe los trabajos en la última campaña de espeleología científica en Larra, centrados en la cavidad BU-56 (Ilamina). «Ética y Espeleología» es finalmente el texto que cierra esta sección realizando una reflexión sobre temas generales en el mundo subterráneo.
Siguiendo con la línea editorial, se presentan los apartados de entrevistas, últimas exploraciones en Euskal Herria, actividades del espeleosocorro vasco, accidentes-incidentes 2018 y el noticiario. Esperando sea de vuestro interés….

Larrako txostena 2018

0

   Ia urte bat pasa ondoren esku artean daukagu LARRAko 2018ko MEMORIA; aurreko kanpainan gertatutako guztiarekin. 11 hilabete pasa dira espedizioa egin zenetik; eta, datu guztiak bildu ondoren, argitara irten da dokumentu garrantzitsu hau: aurreko udan, Larran egindako jarduera guztiak goitik behera kontatzen dituena. Lerro hauen bitartez, bereziki eskerrak eman nahi dizkiegu parte-hartzaileei, kolaboratzaileei eta babesleei. Memoria honen laburpen bat Euskal Espeleologoen Elkargoak argitaratzen duen Karaitza 26. aldizkarian izango duzue irakurgai.


  Ya tenemos la MEMORIA LARRA 2018 de lo acontecido en la pasada campaña. 11 meses después de celebrar la expedición y recoger todos los datos, sale a la luz este importante este extenso documento que recoge íntegramente todas las actividades realizadas durante el verano pasado en Larra. Desde aquí agradecer especialmente a todos los participantes, colaboradores, patrocinadores, etc por su apoyo a la misma. Un resumen de esta memoria será recogido próximamente en una publicación específica en la revista Karaitza-26 que edita la Union de Espeleólogos Vascos.

Medikuntza espeleosanitarioari eta espeleolaguntzaren lehen esku-hartzeari buruzko III. Batzarra

0

Ekainaren 14-15 eta 16an, Iruñean, antolatutako medikuntza espeleosanitarioari eta espeleolaguntzaren lehen esku-hartzeari buruzko III. Batzarra burutuko da.

Programan ikus daitekeenez, egun hauetan erreskate berezi honekin lotutako eskarmentu handiko hizlariak izango dira, eta kobazuloetako istripuei buruzko ikuspegi ezberdinak jorratuko dira, osasunlaguntza helburu nagusiarekin.

Ekitaldira bertaratu eta parte hartu nahi dutenek helbide elektroniko honetan aurkituko dute informazio guztia.

Rescate Iturritze 1991

0

Alfredo, un compañero espeleólogo de Málaga, se puso en contacto con nosotros hace unos meses para señalarnos un error en el anuario de rescates de nuestra página web http://euskalespeleo.com/euskal-espeleo-laguntza-eel/anuario-de-actividades-y-rescates/ , concretamente sobre los participantes en el rescate de Iturritze 1991 (Aulesti, Bizkaia).

Lo que en un principio no era más que una pequeña enmienda motivó un intercambio de correos en los que pudimos recoger interesantes testimonios de algunos de los protagonistas del aquel rescate, que precisamente supuso un salto cualitativo en la estructura del EEL y su articulación con las unidades de espeleosocorro de diversos grupos profesionales de salvamento.  http://euskalespeleo.com/euskal-espeleo-laguntza-eel/historia-del-eel/

Así, estamos en condiciones de hacer un relato ampliado de lo que sucedió en Iturritze, gracias a las diferentes informaciones aportadas por Alfredo (Grupo Espeleológico de la Sociedad Excursionista de Málaga y TEDAX de Policía Nacional) y Gotzon (ADES Espeleologia Elkartea).

iturritze-1991-02

Accidente en Iturritze 1991

El día 28 de diciembre de 1991, ocho miembros de ADES Espeleologia Elkartea (Gernika-Lumo, Bizkaia) realizan una expedición a la sima Iturritze (Aulesti, Bizkaia), en la que entran sobre las 11:00, con el objeto de realizar la topografía de la cavidad. Cuando se encuentran a unos -120 m de profundidad, progresan verticalmente por un pozo donde se produce un desprendimiento; alrededor de las 15:00, se desprenden varios fragmentos de roca que, pese al aviso de “¡Piedra!” golpean a tres espeleólogos. Tras quedar inconscientes durante un tiempo indeterminado dos de ellos vuelven en sí, no así el tercero, Gerardo Terratxet; al practicarle los primeros auxilios ven que ha sufrido un traumatismo craneoencefálico y una herida en el globo ocular derecho.

Se persona en el lugar Diego Dulanto (espeleólogo y médico anestesista), quien aprecia signos de fractura craneal en el herido y que, junto con un ATS y tres espeleólogos de ADES, acompañará al herido durante todo el rescate. Durante la noche sufre náuseas y mareos, y es estabilizado; por la mañana, en estado de euforia, el herido manifiesta que quiere salir por sus propios medios, pero el equipo médico no se lo permite.

A las 14:00 del día 29 comienzan las labores de desobstrucción. La dificultad principal se encuentra en la zona de entrada, donde existe una gatera seguida de un paso estrecho, ambos impenetrables para la camilla por lo que se planifica su ensanchamiento mediante microvoladuras.

El equipo de desobstrucción lo conforman cinco espeleólogos de las Federaciones de Granada y Málaga, entre ellos Bomberos y TEDAX-NRBQ de la Policía Nacional, trasladados desde Granada en un avión del Servicio Aéreo de Rescate hasta el Aeropuerto de Sondika; allá recogen los explosivos, y la Ertzaintza les transporta al lugar del accidente en varios viajes. Tras ser informados de la situación por el EEL, solicitan extractores de aire y equipos de respiración autónoma para que el herido y sus acompañantes no sean dañados por los gases de explosión. Un equipo de Bomberos vizcaínos será movilizado al efecto.

Los andaluces inspeccionan el lugar, y comienzan a preparar la roca para realizar dos voladuras; cuando llegan los bomberos y despliegan el extractor de aire, se realizan las detonaciones. Una vez despejado el lugar de gases, dos andaluces (Gerardo y Alfredo) descienden y amplían el trabajo a base de maza. La primera estrechez queda así ensanchada, quedando por resolver el problema de la gatera por la que la camilla no pasa, y que requeriría un largo trabajo de desobstrucción. Comunicándose con el médico al otro lado de la gatera, valoran la situación y deciden que, dado que el herido se encuentra mejor, van a ayudarle a franquear la gatera sin camilla, con lo que se acortará mucho el rescate. Así, Terratxet consigue pasar la estrechez hasta la base del último pozo, ya al aire libre. Al encontrarse mareado, se posiciona en sedestación para que descanse, mientras el equipo evalúa la situación considerando que lo más conveniente es subirle inmediatamente, pues no presenta aparentemente lesiones locomotoras, y volverle  a encamillar y realizar la maniobra de extracción del pozo de entrada con la camilla, prolongarán el rescate; además  está anocheciendo y el helicóptero de la Ertzaintza no tiene vuelo nocturno.

Así, el herido es asido directamente del arnés y se le iza mediante un polipasto con desviador accionado por al menos seis personas. Alcanza el exterior a las 19:53 del día 29. Reinando una temperatura extremadamente fría, se le encamilla, y se le baja por el monte hasta una ambulancia que espera en la pista Aulesti-Goierri-Txepetxabixe-Markina, en la cual esa misma noche se le traslada al Hospital de Basurto.

Terratxet permanece ingresado durante dos días, y se recupera bien de las lesiones, salvo la pérdida del sentido del olfato que sigue presente en la actualidad. Los miembros del ADES agradecen el interés de Alfredo, y no olvidan el servicio que junto con sus compañeros les prestó en su día.

iturritze-1991-03

Historia del equipo de desobstrucción que intervino en Iturritze 1991

A principios de la década de 1980 se firmó un convenio entre Protección Civil y la Federación Española de Espeleología, por el cual en caso de accidente espeleológico o similar, sería la Federación Nacional la encargada del rescate contando con las infraestructuras y medios de Protección Civil. La Federación Nacional hizo un reparto de funciones entre las distintas Federaciones Regionales y a la Federación Andaluza le correspondió la desobstrucción, interviniendo en caso de derrumbe o estrechez al tener el herido que salir en camilla rígida.

Un grupo de espeleólogos de las dos federaciones se puso en contacto con Alfredo (TEDAX-NRBQ de la Policía Nacional), a quien le pareció interesante la propuesta. Éste solicitó autorización a su Dirección General para colaborar con estos espeleólogos, recibiendo respuesta afirmativa. Así, al formar parte de este equipo se suavizaron las estrictas restricciones relativas al manejo, transporte y uso de explosivos, y comenzaron a reunirse cada dos o tres meses para hacer prácticas con microcargas explosivas en canteras con distintos tipos de rocas, al tiempo que Alfredo aprendía las técnicas de progresión vertical. Una vez adquirida práctica en microvoladuras, este equipo realizó simulacros en cavidades con resultados positivos.

En septiembre de 1989, este equipo de desobstrucción intervino en la Sima G13 de Picos de Europa para el rescate de un espeleólogo polaco herido, donde también participó el EEL –uno de cuyos miembros, por cierto, le prestó su buzo a Alfredo, quien quiere hacerle llegar su agradecimiento-. En el transcurso del mismo efectuaron veintiséis microvoladuras, para acondicionar veintiún metros de meandros en horizontal y seis metros en vertical. Éste fue el primer rescate espeleológico en España donde se usaron microvoladuras con alto explosivo, siendo el resultado positivo; la segunda ocasión fue en Iturritze.

iturritze-1991-04

Larra 2016Campaña de verano Larra