Página 3

Torca del Porron (Josu Granjaren argazkia)

1

Azken hileetan sekretuan gordetako albistea berriki argitaratu da: Kantabrian munduko bigarren putzurik sakonena aurkitu da. Prentsa oharrean aipatzea “ahaztu” zaie, baina zabaldu den argazki hori gure kide batek egina da (Josu Granja, ADES). Egileak definizio onean bidali digu hemen eskegitzeko, eta making of-a ere idatzi digu. Eskerrikasko Josu!

**********************

TORCA DEL PORRÓN (PORRACOLINA). POZO MTDE (435,92 m)

Josu Granja

Con el recuerdo todavía fresco de la Torca de la Grajera, el pasado mes de noviembre tuvimos el privilegio de fotografiar otro inmenso abismo. En la vertiente meracha del macizo de Porracolina se había descubierto hacía unos meses un pozo que superaba los 400 de vertical en la llamada Torca del Porrón, y por tanto superaba el récord de pozos de España que hasta entonces ostentaba el Pozo de los Pasiegos (346 m).

Invitados por los colegas del Club Cántabro de Exploraciones Subterráneas y el Espeleoclub Ábrigu de Asturias, acudimos con la misión de fotografiar la gran vertical y en lo posible dar idea de lo que es aquello. El asunto en principio era llevado con la lógica reserva en este tipo de exploraciones, y había que cumplir con el “tiempo de silencio” hasta que lo anunciasen a la prensa, cosa que ha sucedido el día 31 de diciembre en Cantabria.

Con la ayuda de Alfonso (Burnia) coloqué la cámara en la mitad superior del pozo, en un cambio que permitía un buen apoyo del trípode contra la pared. Además, siguiendo el consejo de los descubridores, era un lugar idóneo para captar la parte del pozo de mayor sección, que en este tramo alcanza hasta 40 x 20 m a favor de un enorme plano de falla que parece caer sin fin. Los demás espéleos se mantuvieron en los siguientes cambios para dar idea del tamaño.

No tuvimos suerte con el tiempo, después de meses de sequía nos tocó el paso de un frente. Había bastante lluvia en la vertical y era necesario maniobrar rápido. El goteo se aprecia en la parte superior derecha de la foto. La cámara acabó chorreando y nosotros también. Además, se creó un efecto niebla en la parte inferior que restaba visibilidad a lo lejos, aunque aportó su toque de ambiente.

Se trata de la segunda mayor vertical del mundo en pozo interior. Eso lo dice todo.

Hausnarketa “Sakona”

0
Irurtzun. Argazkia: Sakon Espeleologia Taldea

Espedizio batzuetatik bueltan etxera ailegatzean, ordu txikietan, erreflexiorako une egokia izaten da. Horrela gertatu zitzaion Sakon Espeleologia Taldeko Oscar Siciliari, goizeko 4:00etan ordenagailuko teklatuari heldu zionean. Bere baimenarekin hona ekarriko dugu, espeleologo askok bere burua erretratatuta ikusiko dutela uste dugulako.

****************************

Reflexiones Navideñas

Las dificultades de ser espeleólogo y no morir en el intento:

Hace unos días un amigo y compañero del grupo me dijo así: “Sakon espeleolo….. esa última palabra es muy larga, ¿por qué no lo dejamos en Espeleo sin más?”
Todo mi gozo en un pozo… una profunda tristeza me llena por dentro. Le intento explicar el porqué de la palabra espeleología, supongo que con mis pobres argumentos no debí convencer a mi compañero de cuerdas, así que la cosa quedó en:
“ah, vale, que ahora somos científicos….”
A puertas del siglo XXI ya no vamos a preguntar a nuestro abuelo qué es la espeleología, tampoco vamos a llamar a la Federación para preguntar al presidente, ni vamos a comprar un libro, por supuesto…. vamos a la Wikipedia, claro:
“La espeleología (del griego σπηλαιου spelaiou que significa cueva y -logía, tratado) es una ciencia cuyo objeto es la exploración y estudio de las cavidades subterráneas. Considerado el padre de la espeleología moderna, el francés Édouard Alfred Martel (1859-1938) inició las primeras exploraciones científicas y en 1895 fundó la Sociedad Espeleológica de Francia.
 
Se ha propuesto sin éxito que aquellas ocasiones en que su práctica se asemeja más bien a un deporte, sería más apropiado denominarla espeleísmo; aunque, no deja de tener sus orígenes en una ciencia que estudia la morfología de las cavidades naturales del subsuelo. Se investiga, se topografía y se catalogan todo tipo de descubrimientos subterráneos. Es más, la espeleología es una ciencia en la que se hallan implicadas varias otras: la formación y las características de las cavidades interesan a los geógrafos y geólogos; los cursos subterráneos de agua a los hidrólogos; la fauna (más variada y numerosa de lo que se cree) a los zoólogos; los vestigios del hombre prehistórico a los antropólogos y arqueólogos y los fósiles de animales a los paleontólogos, etc.
La espeleología oferta multitud de atractivos, tanto lúdicos como científicos a diversos niveles, lo que hace de ella una actividad muy completa.”
Ahora que ya estamos “bien” informados, solo falta comprarse un casco, un arnés, una potente luz, ferretería y ¡ala!, ¡a ser espeleólogo!…. ah no…. espera, si me faltan los compañeros…..
Un inciso en esta pequeña cuestión: he dicho compañeros que no amigos, ¿y por qué? Porque los amigos cambian, es más, hoy en día los amigos van y vienen “como nunca imaginábamos”, así que un amigo no vale para la “espeleo”, necesitamos compañeros, y aquí es donde encontramos el final a la palabra Espeleo…..logía.
Cuando entramos a una cueva lo primero que deberíamos sentir es miedo a la oscuridad, a lo desconocido, una oscuridad en la que no podemos reflejarnos. Una vez dentro no somos nada ni nadie. El silencio queda perturbado por nuestros pasos, y por qué no decirlo, con nuestros rebuznosos ruidos insoportables. Contaminamos el ambiente y sin quererlo lo degradamos, lo usamos con el fin de satisfacer nuestras “necesidades”. Tenemos miedo pero seguimos para adelante. Queremos saber que hay “más allá” o ver eso que unos pocos vieron, estar donde nunca nadie estuvo….
Hemos llegado al final de la cueva, se hace tarde y hay que volver. Nos llama el mundo de fuera, nos esperan. Saben que estamos aquí porque hemos dejado aviso, pero ni se imaginan dónde estamos metidos ahora mismo. Miro por última vez alrededor, sintiendo que nunca jamás volveré a este lugar, despidiéndome para siempre. A mi lado están mis compañeros. Sin ellos jamás habríamos llegado hasta aquí. Ha sido un camino largo, muy largo. Empezó de jóvenes a lo loco y sin cabeza, fue la mejor época, eso sí que era deporte: a ver quién salta más, a ver quién va más rápido, quién escala mejor, quién tiene “huevos” a bajar más profundo… luego vinieron los problemas, quizás fruto de dicha competitividad, que nos llevaron a separarnos y así se acabó también la espeleo y los deportes de montaña. Así, de repente, porque me enfado y no vengo más contigo, nunca más, lo juro….
Pasadas las tonterías de la juventud nos empezamos a tomar las cosas en serio. Hicimos cursos formativos, compramos buen material de montaña, más del que necesitábamos por cierto, ¡y hasta nos federamos y todo! ufff qué tiempos….. Allí empezaron las grandes aventuras, las que ni imaginábamos que existían. Ya no existe el miedo, bueno sí, pero poquito, controlado y vigilado por nuestra amiga “técnica” que nos avisa de nuestros límites. Pensando que todo va a ser felicidad a partir de ahora… pues no. Ahora toca el “yo sé más que tú, deja, deja, instalo yo”…..
Ahora me siento en mi ordenador y recuerdo. Han pasado otros muchos años y estoy en el final de la sima que tocaba hoy. Echo un último vistazo a mi alrededor para no verlo nunca jamás y guardarlo en la memoria. Mi compañero me va ayudar a salir de la estrechez. Me he quedado enganchado y llevo rato que no puedo salir. Me tomo un respiro. Tomo aliento. Tengo que relajarme. Los nervios no me van a sacar de aquí. Tengo miedo, lo noto. No me gusta sentirlo, me recuerda cuando era joven. Recuerdo como me bloqueaba la mente, el cuerpo, el alma. De momento es un miedo que controlo. No estoy solo, mi compañero me va ayudar a salir y en caso de que no pueda ayudarme no se va a ir y dejarme solo, bueno, eso pienso o quiero creer. Además, no está solo. Tiene otro compañero detrás que lo está esperando. Creo que es Carlos, y por delante de él debe de estar Luis o Silvia, no sé, ahora no recuerdo el orden que llevábamos. Bueno, sea como sea, sé que todo va a salir bien, para eso nos hemos preparado y por eso estamos aquí, porque sé que junto a mis compañeros sabremos salir de esta situación.
Ahora que lo entiendo soy más feliz. Respiro mejor y siento alivio. Hemos salido de la sima y todo ha ido bien… ¡menuda aventura la de hoy! De vuelta a casa todos coincidimos en la pena de no haber conectado la sima con la otra cavidad vecina. Lo intentamos pero no ha podido ser, quizás en otra ocasión. Pero para volver necesitaremos de otro pequeño esfuerzo, porque no ha sido fácil. Tendremos que juntarnos otra vez todos y preparar otra vez la salida, organizar todo, que no falte nada de material, que el tiempo lo permita, estar un número mínimo de personas… ¡ah sí! y hay que avisar a Alsonso el geólogo para que vea esas formaciones de tonos  azules, porque eso no es nada normal encontrarlo bajo tierra…. y si podemos venimos con alguien que sepa topografiar, y no se nos olvide mandarle la foto esa del “bicho” raro que casi pisamos; eso lo tiene que ver un biólogo….
¿Es a partir de ahora cuando viene el término acabado en “gía”?
Personalmente ahora me doy cuenta de que ser espeleólogo no es fácil. Para empezar necesito compañeros de verdad, además de un tiempo pasado en que me tuve que formar en varias disciplinas. Siempre yendo muy poco a poco y siempre con mucho cuidado de no caerme. Ah sí, para eso puse una cuerda en mi vida, para no caerme. Una cuerda que por cierto ha instalado mi compañero y por eso mismo me fío de ella, porque él sabe instalar a la perfección y además me consta que la cuida como si le fuera la vida en ello.
Una frase se me quedó grabada de un compañero espeleólogo. Sí, he dicho un espeleólogo, uno de los de verdad y de toda la vida. Me dijo un día; “Pregúntate siempre qué haces tú por la cueva y no qué sacas tú de ella”.
Si usas la vida como si de un deporte se tratara nunca ganarás, o sí, a título personal, pero nunca nunca nunca serás espeleólogo.

Feliz Navidad y próspera espeleología 2017

Eguberri on!

2017ko Asegurua

0

Adostutako moduan, Euskal Espeleologoen Elkargoak bere kide guztiak babesten dituen Asegurua hartu du. Bere barruan istripuak eta erantzukizun zibila sartzen dira, eta baldintza zehatzak hemen kontsulta ditzakezue.

IV Curso de Primeros Intervinientes en Accidente/Incidente en Cueva

0

EEL-ek, ekimen txalogarri honekin, euskal espeleologoak arlo garrantzitsu honetan formatzeko saioekin jarraitzen du. Joan den asteburuan (abenduaren 3 eta 4) Diman egin dugu ikastaroa. Hemen dituzue partaideen zenbait kronika:

http://descendedor.blogspot.com.es/2016/12/el-principio-kiss-curso-intervinientes.html

http://espeleo-gaes.blogspot.com.es/2016/12/03-y-04122016-iv-curso-primeros.html

Parte hartu duzuenei, mila esker. Dakizuena jakinda, orain zuen ondoan espeleologia lasaiago egin dezakegu!

La Torca del Carlista. Uno de los mayores volúmenes subterráneos del mundo

0

El martes 13 de diciembre, en el Aula Magna de la Sección de Minas y Obras Públicas de la Escuela de Ingeniería de Bilbao (UPV/EHU), se presentará a las 18:30 h el libro “LA TORCA DEL CARLISTA. Uno de los mayores volúmenes subterráneos del mundo”.

Se trata de la primera publicación monográfica sobre esta cavidad emblemática situada en el valle de Karrantza, en los confines con Cantabria. Un estudio multidisciplinar que ha unido a espeleólogos (coordinación de Javier Moreno y Josu Granja, del grupo de espeleología ADES Elkartea) y científicos de la UPV (Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Minera y departamentos de Mineralogía y Petrología, Estratigrafía y Paleontología y Zoología y Biología Celular Animal).

Descubierta en 1958, la gran sala interior de la Torca del Carlista es un fenómeno geológico extraordinario por su tamaño y belleza. Es la primera sala de Europa y la tercera del mundo por extensión superficial. Sin embargo, este enorme espacio bajo la tierra ha sido poco o nada conocido hasta ahora por el gran público. La dificultad técnica de su acceso, reservado a espeleólogos experimentados, y la escasa difusión cultural del medio subterráneo así lo han motivado.

Gracias a este libro, por fin sale a la luz la Torca del Carlista en su doble realidad, científica y cultural. En una primera parte muy descriptiva se presenta la nueva topografía, el contexto geológico en relación con el karst de Ranero y la cueva de Pozalagua y un inventario faunístico; luego se aborda la cuestión de la leyenda popular en torno a esta sima y las guerras carlistas; y por último, una pormenorizada crónica histórica de las exploraciones desde 1957 hasta 1980.

Profusión de gráficos y fotografías, que hacen visibles por fin los espectaculares paisajes subterráneos de esta gran cavidad, completan una cuidada edición de más de 200 páginas. A la venta al precio de 26 € en las librerías ELKAR y on line en internet.

Karaitza 23 PDF-an

0

Behin paperezko aldizkaria gure kideen artean banatu eta gero, PDF-a eskegitzeko momentua heldu da. Hemen duzue, aurreko zenbakiekin batera. On egin!

Saguzarrak eta Ekaingo dijitalizazioa

0

EGUNERAKETA: milesker helbidera egiten dituzuen ekarpenengatik; albisteetan zuzenean erantzunda, zein unionespeleologosvascos@gmail.com emailera bidalita, denak ongi etorriak dira.

Ekaingoarekin lotuta, AMET-eko lagun batek honako esteka bidali digu, benetan interesgarria.

http://www.euskadi.eus/ezagutu-ekain/web01-a2ekain/eu/

***************************

Lasai! Gure kiroptero maiteek ez dute, momentuz, arte rupestrearen gaineko ekarpenik egin 😉 Izenburu honen barruan, EEE-ko kide batzuk helarazi dizkiguten bi espeleo-albisteren oihartzuna handitu nahiko genuke, webgunearen azalera ekarriz.

Batetik, Alberdik eta Eizagirrek eramaten ari diren paleoklimatika azterketa, saguzarren gorotza erabiliz.

Bestetik, Ekaingo labar-artearen dijitalizatzen hasi dira.

Biak ala biak albiste pozgarriak euskal espeleologiarako!

Euskal espeleologoak errespetu eske

0
Berria egunkariaren azalean

Gutako asko kexatu dira Armintxeko aurkikuntzaren harira ADES taldekoei egin dieten errekonozimendu faltarengatik. Gaur, Berria egunkariak eginiko erreportaian, haien iritziarekin batera Satorrak eta Antxieta espeleologia taldeko kideen iritziak irakur ditzakegu. Euskal Espeleologoen Elkargoa ere aipatzen dute, Foru Aldundiei, Jaurlaritzei eta bestelako instituzioei bidalitako mezu argian…

Hemen irakur dezakezue Edu Lartzangurenen artikulu nagusia. Hemen, berriz, Mikel Peruarena Ansaren iritzi zutabea.

Armintxe (Lekeitio): labar-arte multzoaren aurkikuntza

0
Armintxe (Lekeitio); panel dekoratuaren antekamara.

Bizkaiko Foru Aldundiak atzo aurkeztu zuen gure ADES-eko lagunek egindako aurkikuntza, adituen esanetan Iberiar Penintsulako arte multzo garrantzitsuena osatzen duena. Haien blogean kontatu dute aurkikuntzaren historia. Zorionak, eta ez dadila azkena izan!

Simulacro General en Ormazarreta I

0
Baraibarreko frontoian

Este fin de semana hemos acudido varios miembros del grupo a la convocatoria del EEL para su simulacro general anual, que esta vez se celebraba en Navarra, en la sima de Ormazarreta I (Sierra de Aralar). El simulacro se planteó con la extracción de una camilla desde la cota de -402 m.

Nos juntamos unos 60 espeleos de los 4 territorios de Hegoalde, todos espeleosocorristas. En ésta ocasión no había invitados de otros espeleosocorros porque en alguna reuniones anteriores se había pedido al Coordinador del EEL hacer algún simulacro solo con nuestros equipos.

Gracias al ayuntamiento de Baribar, dispusimos del frontón como PC y alojamiento. La meteo se portó bien, y la lluvia no hizo acto de presencia evitando incomodidades tanto fuera, como dentro de cavidad, dado que es un sumidero.

Todo iba rodando según lo previsto, más o menos, con los equipos sanitario y de comunicaciones + 2 equipos de transporte de camilla en cavidad cuando sobre las 19 h saltó el imprevisto. En el PC se recibía una llamada de alerta de SOS-Deiak. Un espeleólogo gipuzkoano había sufrido un accidente en la cueva de Hamabi Iturri, en Zestoa. Nos enteramos que era Ramón, un espeleo conocido y miembro del EEL.

Después de que el Coordinador confirmase que el accidente era en una pequeña cueva, en la que la mayor dificultad eran unas zonas estrechas a ampliar, decidió que el simulacro continuase con lo ya lanzado y desde Baraibar se desplazase un equipo de 14 espeleosocorristas, con el médico (que afortunadamente remontaba la sima y se encontraba casi saliendo) el Coordinador y un miembro del equipo de Gestión. En el simulacro quedaban el equipo de gestión con un coordinador adjunto, y todo el operativo lanzado dentro y fuera de la cavidad.

En Zestoa, se estaba desarrollando el rescate con miembros del EEL que no participaban en el simulacro, más espeleos del grupo accidentado, más 15 miembros del grupo de rescate de la ertzantza, todos ellos coordinados por el técnico de emergencias del Gobierno Vasco. Además de contar con apoyo logístico de Bomberos, ertzantza, DYA y Cruz Roja. Cuando llegamos desde Baraibar, nos sumamos al operativo. Eramos unas 70 personas de las que 40 podíamos trabajar en interior de cavidad. El médico entró rápidamente para reforzar las labores del DUE de la Ertzantza que ya estaba con Ramón. También se reforzó el equipo de desobstrucción, colaborando en lo que pudimos con los artificieros del grupo de rescate de montaña de la ertzantza.

La desobstrucción llevó su tiempo y no pudimos ver a Ramón en la calle hasta casi las 8 de la mañana. Contentos de haber participado en el rescate y haber llevado en volandas hasta la calle a nuestro amigo. Finalizado el rescate, nos volvimos con las mismas a Baraibar para sumarnos al simulacro, que ya había finalizado sobre la 2 de la madrugada. Ahora quedaba ayudar en las labores de limpieza, tener nuestra reunión de análisis y cerrar el simulacro con una comida conjunta.

Fin de semana intenso en el que inesperadamente hemos podido comprobar que los entrenamientos que realizamos regularmente tienen su sentido de ser. Volvemos para Bizkaia felices y contentos, esperando tener buenas noticias sobre la recuperación de Ramón.

Hau GAES-eko lagunen kronika da. Beste kide batzuk ere argitaratu dituzte:

Larra 2016Campaña de verano Larra