Las denuncias de los impactos observados

Sin información no es posible tener conocimiento de lo que está pasando. Y sin conocimiento, no se pueden cambiar las cosas hacia donde se desea. Dato, información, conocimiento, gestión del conocimiento… todo parte de una ordenada y completa representación de la realidad.

Los grupos, en nuestros trabajos exploratorios, acudimos con regularidad a las mismas zonas, por lo que observamos los cambios en el paisaje. Y además, en ocasiones, nos movemos por zonas alejadas de los pasos más transito. Por ello somos buenos testigos de lo que está ocurriendo en un karst.

Dada la extensión de las zonas kársticas, de su inaccesibilidad y de la ausencia de trasiego salvo para pocas personas muy relacionadas con ese medio, muchos de los impactos no son detectados. Y cuando lo son, suele ser tarde: el impacto puede ser irreversible.

A ello hay que sumar el efecto “caja negra” de un karst, tanto en el tiempo como en el espacio. En el espacio, porque as afecciones muchas veces se detectan en la surgencia (aguas contaminadas, bajadas de aforos…), pero el origen no es conocido; o porque se produce un impacto en un punto concreto y no se sabe hacia donde se irradian los daños llevados por el agua que se infiltra. Y en el tiempo porque los efectos perniciosos de una afección concreta pueden tardar tiempo en manifestarse.

Y así la causa-efecto puede quedar enmascarada en un karst. De ahí la importancia de una sensibilidad especial hacia los cambios en un karst, y la denuncia de los impactos que detectemos.

Tampoco es tarea fácil identificar la autoridad competente a la que dar parte de los hechos. Primero hay que catalogar a qué materia afecta: montes, cultura, ambiente, aguas… Y luego hay que identificar a la administración competente, la gestora que tiene la facultad de gestión, con sus funciones de inspección y sanción.

Existen así multitud de entes a los que acudir, a los que hay que añadir la unidad de la policía encargada de delitos ecológicos, el ministerio fiscal, el Ararteko, Europa…

Pero todo parte de centralizar la información.

Por ello, desde la UEV, os invitamos a que remitáis fotos de los impactos que observéis: lo primero es que nos servirá a todos de ayuda para ver cuáles son las amenazas sobre nuestro territorio; y lo segundo es que podremos dirigirnos a los órganos competentes para darles el tanto de culpa, y que actúen ellos si así lo consideran.

Algunas denuncias:

Pista forestal en Aramotz, afectando al epikarst, al paisaje…

Cavidad utilizada como vertedero para todo tipo de residuos en Bilbao.